16.1.19

ADIVINANZA KONDO / ORDENANDO LA CASA

Ella estaba sentada en su casita
y de a poco ordenaba su ropita.

Tuvo tan mala suerte que encontró
consoladores que no eran de Kondó.

Para colmo de males eran tres:
uno blanco, uno negro, uno al revés.

"Caramba -dijo- hay negro y para el culo
y mi libro no admite más que uno.

Porque un solo agujero permitido
alegra mi libido."

Encomendada a Dios,
la ponja tiró dos.

¿A que no adivinás cuál no tiró
y adónde lo guardó?

15.1.19

LUZ GARCÍA / POEMA JAPONÉS CENSURADO EN EL FEIS

Este texto es un chiste que levanté de Facebook y sus autoridades lo censuraron. Lo publico acá como modo de poder postearlo de nuevo en el feis pero de otra manera y ver si supero la taradez de su accionar policíaco. Es un experimento de vacaciones. Shhhhh.

Marie Kondo
Lavame el calzón
Limpiame el inodoro
Pasale espadol
Pendeja japonesa
Barreme el pasillo
Los gatos lo cagaron
Prendeme un cigarrillo
Enana pelotuda
Ventilame el rancho
Apilame la leña
Alimenta los chanchos
María Kokedama
No tengo agua corriente
Busca un laburo digno
Anda mové lojete.

4.1.19

EL FANTASMA INVISIBLE / VERANO 12

29
         “Perdí todo en la Quiniela. Me suicidé”.
         (NOTA DEL AUTOR: "29" es "EL FANTASMA" en la Lotería de los Sueños).

Estoy escribiendo un libro de cuentos de fantasmas y resucitados, para adolescentes. Va a tener veinte o veinticinco relatos. Ese fue uno, el más corto, el que abre el libro. Solamente hay dos o tres microrrelatos, varios de duración media, algunos largos y uno, el cuento final, bien largo sobre un episodio que involucra a Fogwill y a Patricia Suárez. Va otro de los cortos, que todavía no tiene título:

“Doblé, con mi taxi, en la esquina. La nena cruzó fanáticamente delante del auto; hubo frenos y un golpe. El pasajero, que había insistido en sentarse en el asiento del acompañante, se quebró, apretado contra la guantera. Zapatito en el aire.
         Cerré los ojos espantado y, al abrirlos, estábamos otra vez doblando, un minuto antes. La nena había cruzado y seguía su camino, a salvo, como si el tiempo se hubiera desleído.
         El pasajero, sofocado, transpirando, con la mirada roja de las instantáneas, al ver mi cara de desconcierto pronunció la segunda frase del día (la primera había sido la indicación del lugar al que íbamos):
         - Fui yo -dijo-, no soy de este planeta.”

Me gustaría que el libro fuera ilustrado. Confío en tres dibujantes excelsos: Raquel Cané, con su línea preciosista, Leo Flores, desprolijo y violento y David Paleo, aterrador. Dependerá del perfil de la editorial que lo saque. Como siempre, no tengo una editorial a mano para pedirle nada: veremos quién se ofrece. Los cuentos no son sólo de terror, porque los fantasmas no están en la vida solamente para asustar. Este, por ejemplo, de un perrito que tuve, es simplemente tierno:


Y acá sí va uno de horror:



El cuento que van a leer pasando esta página es de humor, porque el humor va mejor con el verano. Todos los que les estoy alcanzando están inéditos en libro. Como hacía mucho que no salía por esta ciudad literaria de Página 12, les doy cinco por uno, no quedará ninguno (muejeje).

"El fantasma invisible" en Página 12, ¡gracias Ángel Berlanga!